All Title Author
Keywords Abstract


Desafección cívica, polarización ideológica y calidad de la democracia: una introducción al Anuario Político de América Latina

Keywords: Desafección , Polarización , Calidad de la democracia , América Latina , Opinión pública

Full-Text   Cite this paper   Add to My Lib

Abstract:

El a o 2006 América Latina estuvo dominada por una inusual actividad electoral a lo largo y ancho del continente. A nivel de relaciones internacionales, este a o se caracterizó por mostrar un nivel infrecuente de conflictividad entre los países, llegando inclusive a manifestarse en roces diplomáticos serios. Al interior de cada país, también resultaron evidentes problemas transversales: déficits persistentes de desarrollo humano a contramano de la expansión económica, la exclusión casi sistemática de importantes grupos sociales del juego político, la persistencia de discriminación social y política por razones de género y/o étnicas, y la presencia de un creciente nivel de desafección política. En algunos países, además, han existido roces entre los ejecutivos y los legislativos y, en un sentido más amplio, se han observado múltiples deficiencias a nivel de "gobernabilidad democrática". Si bien la democracia ha logrado instalarse en la gran mayoría del continente y las elecciones son el principal vehículo de selección de gobiernos, hoy resultan evidentes problemas a los que en un momento de transición, y por razones entendibles, la disciplina no otorgó suficiente importancia. La realidad política de la región se ha vuelto tan dinámica y "fluida" y los nuevos desafíos de nuestras democracias son actualmente tan variados y significativos, que una crónica comparativa anual sobre los procesos políticos vividos por cada país constituye, a nuestro entender, una herramienta de investigación tan fundamental como necesaria. Este trabajo ofrece una introducción a este anuario The year 2006 was marked by extraordinary electoral activity all over the continent. This year has also shown a higher than normal level of conflict between countries, amounting in some cases to serious diplomatic friction. In addition, there were evident domestic problems touching almost every country: enduring deficits of human development despite an economic expansion, the systematic exclusion of important social groups from the political arena, and an increasing level of political disaffection among the population as a whole. Some countries were paralyzed by conflicts and stalemates between the branches of government, and in a broader sense, serious shortcomings have been observed in respect to "democratic governability". Although democracy is firmly in place in most of the continent and elections are the main vehicle for selecting governments, we are now facing problems to which, years ago and for understandable reasons, political scientists did not give sufficient attention. The politic

Full-Text

comments powered by Disqus