全部 标题 作者
关键词 摘要


Humanismo y Tecnología Humanismo y Tecnología

DOI: 10.1234/rci.v1i2.22

Keywords: humanismo , tecnología

Full-Text   Cite this paper   Add to My Lib

Abstract:

Cada día nos sorprende con nuevos cambios. Sin embargo, ese agitado movimiento se va revelando más y más como un proceso en extremo ambivalente y contradictorio. La técnica, "(...) cuya misión es resolverle al hombre problemas, se ha convertido de pronto en un nuevo y gigantesco problema" .[1] Estas palabras de J. Ortega y Gasset ilustran con bastante precisión el estado de cosas en que ha devenido hoy día el complejo y multifacético ámbito de la relación tecnología-sociedad. Hoy más que nunca se hace sentir la urgencia de pensar en el movimiento de la técnica y la industria. Desastres ecológicos y amenazas sobre la biosfera se suceden a un ritmo inquietante. Las tecnologías dan la posibilidad de crear rápidamente nuevas especies animales y vegetales, así como transformar el modo de reproducción humano. Nuevas maneras de pensar y de ser en conjunto se elaboran en el mundo de las comunicaciones y la informática. Los espacios del trabajo, del pensamiento y la comunicación dependen, también de ellos, de la incesante metamorfosis de las disposiciones y dispositivos informacionales. Por el establecimiento de conexiones siempre más numerosas en dirección del universo no humano (la naturaleza, sus flujos, sus campos y fuerzas, la materia como fuente de energía o soporte de acciones), la técnica es una de las dimensiones en las que se juega la autotransformación del mundo humano.[2] Resulta innegable el hecho de que, independientemente de otros factores, la vida social se encuentra influida en apreciable medida por el estado y los avatares de la técnica y la industria. "Una parte esencial de los problemas políticos de nuestro tiempo -afirma Pierre Lévy-se juegan en el terreno de la técnica (...)" [2] y, pudiera agregarse, una gran parte de los proyectos científicos, tecnológicos y económicos se acometen con intenciones políticas. Es agobiante el acoso impuesto mediante esas alusiones, mitos y falacias que las grandes trasnacionales y potencias desarrolladas divulgan sobre la necesidad del cambio tecnológico permanente por motivos mercantiles que no tienen en cuenta las necesidades reales de humanidad. Tales mensajes aluden sutil o explícitamente a la idea de que quién no se ponga a tono con las últimas novedades del estado del arte en la tecnología, se encontrará de forma irremediable, amenazado, discriminado, humillado y condenado al fracaso. Generalizan un discurso que modifica de forma sutil, imperceptible, la escala de valores del hombre moderno; unen la necesidad de competitividad con la noble búsqueda de algo llamado excelencia, excelencia típicamente ente

Full-Text

comments powered by Disqus